Páginas

18 de julio de 2009

Más sonido, grito.

Se nutre la misma línea argumentativa gastada.
Se surte de un clima de violencia,
no se encuentran las fuentes.
Sobre el seno no hay respeto,
el timbre deprimido y el falo es la ley primera.
Se devoran, hambrientos sobre el vacío,
se arrojan y no se sirven.
Muy rica la comida, gracias.
¿No será nada?
El flagelo de la enumeración, todavía.

1 comentario:

  1. Repiquetea, ensordece. Me tapo los oídos, no. Medito.

    ResponderEliminar